PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 23 de Febrero de 2015 19:19

Atrás

Ciencia y Consciencia

Mis queridos amigos…

¿Han notado que con frecuencia hay algún periódico académico, o artículo en revista científica o libro, o segmento en las noticias de la televisión confirmando los mensajes que están en la serie de libros “Conversaciones con Dios”? Esto es emocionante para mí, no por razones de ego, sino todo lo contrario. Cada una de estas revelaciones científicas, académicas, hace más y más claro para mí que yo he tenido muy poco que ver con la naturaleza o localidad del material en mi diálogo con Dios. He sabido esto durante todo el tiempo, por supuesto, pero estas revelaciones constantes lo confirman.

<

Lo confirman diciéndome cosas que yo no podría haber sabido por mi cuenta, y mostrándome desde un punto de vista científico cuán verdaderas son las palabras que vinieron a través de mí en CcD!

Yo soy una persona de educación limitada (léase: ningún título universitario), y tengo poco conocimiento de (y mucho menos comprensión de) el pensamiento científico sobre la naturaleza de la vida y del universo. Pero estoy descubriendo más y más cada día, y es emocionante para mí ver las palabras de CcD confirmadas!

Déjenme darles un ejemplo de lo que estoy diciendo.

Hace algún tiempo atrás yo estaba leyendo una historia fascinante en U.S. NEWS & WORLD REPORT. El artículo se titulaba: La Ciencia y el Alma. Era una exploración en profundidad de la intersección de la ciencia y la espiritualidad por el periodista Jay Tolson — pero que bien podría haber sido una reescritura de los principios básicos de La Nueva Espiritualidad como se la describe en los libros de CcD “Las Nuevas Revelaciones y El Dios del Mañana”.

La historia de Tolson explora fascinantemente lo que él describe como un nuevo campo emergente llamado neuroteología – un examen interdisciplinario de los trabajos bioquímicos del cuerpo y la mente en lo que se refiere a lo que los espiritualistas llaman “consciencia”.

Algunos científicos, nos informa el artículo, creen que no hay tal cosa como una conciencia separada que dirige las actividades del cuerpo y la mente, sino, más bien, que cada una de esas actividades está dirigida por reacciones bioquímicas que comienzan en el nivel más fundamental, sub-microscópico, de interacción celular y molecular. Esta es una teoría de la causalidad “de abajo hacia arriba”, en el que los seres humanos(y sus mentes) son vistos como mecanismos biológicos que reaccionan a los estímulos exteriores con una respuesta ultra-sofisticada, no obstante bastante primitiva, diseñada para la supervivencia de la especie, simplemente para servir a la vida.

Otros científicos no están de acuerdo, creyendo que el proceso de toma de decisiones conscientes refleja una causalidad más tradicionalmente aceptada “de arriba hacia a abajo”, en el que los seres humanos piensan primero en lo que desean experimentar y luego producen sus respuestas a los estímulos exteriores. Todavía otros van más allá, sugiriendo que no sólo el pensamiento humano produce respuestas al ambiente exterior del cuerpo, sino que, de hecho, impactan a ese medio ambiente. (En otras palabras, los pensamientos crean la realidad!)

Si la primera categoría de científicos se llaman a sí mismos reduccionistas, tal vez el último grupo podría llamarse expansionistas. Los reduccionistas son creyentes de la idea de que todo el comportamiento humano – y cada reacción en la vida, para tal caso – se pueden atribuir, en última instancia, a alguna causa raíz, aunque registrable, en su base; algún tipo de reacción química, alguna propulsiónfísica inicial. Los expansionistas, por el contrario, consideran la posibilidad de que la causa raíz exista en ámbitos que incluyen pero que son más grandes que lo físico. (Por lo tanto, meta-físicas.)

Los reduccionistas argumentarían que no hay una cosa tal que sea más grande que lo físico, y que todos estos fenómenos no son más que una ilusión. Los expansionistas argumentarían que es la física la que es una ilusión, emergente de un proceso de interacciones metafísicas con el medio ambiente – interacciones que reaccionan ambas a ese entorno, y lo crean.

Y ahora, el escritor Tolson nos dice, la ciencia está explorando una nueva visión de este debate sobre la causalidad “de arriba hacia abajo / de abajo hacia arriba”: la idea de que ambas son verdaderas. Ambas se están produciendo a la vez! Esto sólo podría ocurrir, la ciencia está ahora reconociendo, si el cuerpo y la mente fueran uno.

Eso ahora nos puede parecer una noción bastante obvia, pero gran parte del mundo durante siglos ha abrazado el modelo cartesiano de una mente que está separada del cuerpo (en oposición con el cerebro, que es visto como el lugar físico dentro del cuerpo donde reside la Mente). Esta idea se introdujo en la cultura común por el matemático y filósofo francés René Descartes, quien, como la historia de Tolson explica, propuso que la realidad se componía de dos sustancias totalmente diferentes: la sustancia material y sustancia pensante.

El cristianismo también ha adoptado esta forma de pensar, encontrando que apoya su propia proposición de la existencia del Alma (como algo separado del cuerpo). Ahora, nos dice Tolson, la ciencia está seriamente preguntándose dos cuestiones separadas. Los reduccionistas se preguntan: ¿Qué pasa si el alma ni siquiera existe? De hecho, ni siquiera se preguntan eso. Lo están diciendo. Mientras tanto, los expansionistas se preguntan: ¿Qué pasa si el cuerpo y el alma son uno? (Esto es, por supuesto, lo que dice CcD. Revela que el cuerpo existe dentro del alma, no al revés, y que nuestro cuerpo físico es del mismo material que el alma, simplemente vibrando a una velocidad diferente.)

Ahora, la Nueva Ciencia está preguntando: “¿Qué pasa si lo que los científicos han llamado “consciencia” es realmente el alma? ¿Y qué si la “consciencia” es a la vez física y no-física, visible e invisible?”

Me resulta fascinante ver cómo la ciencia está respondiendo a estas preguntas, y ver cómo está confirmando ahora la exactitud de muchas declaraciones de CcD, incluyendo la revelación de la verdadera naturaleza de la Divinidad. “Dios”, dice la Nueva Espiritualidad”, es un proceso.” Y qué dice la Nueva Ciencia? Tolson explica que la línea de investigación que la ciencia ha abierto ahora “sugiere que la conciencia es mucho más que una máquina de supervivencia sofisticada …” Algunos miembros de la comunidad de la Nueva Ciencia están apoyando ahora la idea de que la conciencia “es un sistema emergente profundamente complejo. ”

Y si la palabra “conciencia” es sinónimo con la palabra “Dios”, entonces ¿dónde estamos parados …? Esta es la pregunta que la Nueva Espiritualidad pregunta – y responde. Para revisar esas respuestas (o para visitarlas por primera vez), puede que le resulte fascinante echar un vistazo muy de cerca de los diálogos de los últimos libros de Conversaciones con Dios, incluidos esos 11 párrafos ya mencionados, así como en En el Hogar con Dios en Una Vida Que Nunca Termina. Estas revelaciones extraordinarias nos llevan directo ala intersección de la Nueva Ciencia y la Nueva Espiritualidad… donde comienza el mañana.

Con Amor,

Neale

por Neal Donald Walsch

 

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)