Imprimir E-mail
Lunes, 12 de Marzo de 2012 08:47

Inicio \ Cuentos Publicados

 

Quinceavo Paso (Como Mejorar Tu Paso Interior)

 

Aquí estamos. Dando nuestro último paso juntos. Pero quiero aprovechar para dejarte algunas enseñanzas que te pueden ser útiles cuando sigas tu marcha por la vida.

Los tiempos están difíciles (quizá siempre lo estuvieron). ¿Cómo hacer para enfrentarlos y superarlos desde tu propia fuerza interior? ¿A qué reservas puedes recurrir para obtener allí energía suficiente y evitar ser arrastrado por esa pesadumbre, impotencia o rabia interior, ante situaciones que no reconoces como creadas por ti, ni siquiera como posibilitadas por ti, aunque sí lo hayan sido?

Y más aún, ¿cómo no detener tu crecimiento interior o hasta retroceder en los logros que ya obtuviste, ante circunstancias que masivamente afectan a la mayoría de tus prójimos, incluido tú mismo?

Cuando el arroyo que viene deslizándose sin problemas, por un cauce sencillo y sin obstáculos, encuentra una piedra importante en su camino, tiene dos opciones principales: batir contra ella tratando de destruirla, de desmenuzarla, de disolverla, o dividir su curso y fluir por los costados del obstáculo para luego reunirse y seguir su camino.

No siempre es posible para el arroyo tomar esta segunda opción. A veces la piedra se interpone totalmente y no queda más remedio que intentar forzar el paso procurando hacerla añicos, o esperar que, actuando como un dique, permita que más agua del arroyo se acumule como para superarla por encima.

Pero las más de las veces existe, entre la piedra y una de las costas, o ambas, la posibilidad de fluir, de dar un pequeño rodeo, superar el obstáculo sin intentar destruirlo, para luego retomar el curso tranquilo habiéndolo dejado atrás.

Para cualquiera de las alternativas que elijas ante una situación grave, debes llegar a ella estando bien provisto de energía. Tus fuentes están a tu alrededor: la fe, la belleza, el amor, el conocimiento de que si algo ocurre es por alguna razón. Tú ya sabes cuál o cuáles son tus fuentes. Bebiendo de allí y aumentando tu vibración, elegirás mejor la opción que corresponda y estarás en mejores condiciones de ejecutarla.

'¿Por qué yo?', '¿Por qué a mí?', '¿Por qué ahora?'. Tres preguntas con una sencilla respuesta: '¿Por qué no?'.

Es que la cuestión principal de la vida no es buscar respuestas, sino saber hacer las preguntas. Cuando la pregunta está bien formulada, la respuesta siempre llega.

La cuestión principal es encontrar el motivo por el cual estás sintiéndote mal, o paralizado, o enojado...¿Te parece injusto que te ocurra algo así? ¿Te sientes impotente ante la situación adversa que debes enfrentar?

¿Pero no te parecen mejores estas preguntas?: '¿En qué momento de mi vida ocurre este problema?' '¿Qué herramientas de mi bagaje puedo utilizar para superarlo?' Y si no me es posible salir indemne d esa situación, '¿Qué nueva cosa positiva puedo aprender de ella?'.

Los maestros del crecimiento espiritual sugieren no tomar ninguna decisión hasta encontrar el momento en que te sientas calmo, abierto y positivo. Entonces, proponte lo que hoy llaman 'un objetivo de máxima', es decir, aprovecha la situación adversa para hacer pie en ella y pasar a una mucho mejor que en la que antes estabas. 'Crisis = peligro + oportunidad', escriben los chinos.

Tú mereces llegar a lo que alguna vez soñaste como objetivo. Quizá esa circunstancia aparentemente negativa (o realmente negativa) pueda servirte para abrir 'esa' puerta a la que antes no te atrevías.

Lo que hoy te ocurre de malo, te ocurre porque estás vivo. Las dificultades de la vida solamente se les presentan a quines están vivos. Y la mejor manera se superar las dificultades no es luchas contra ellas sino saber vivir con ellas.

Has aprendido que, ante un problema, no es bueno obedecer a los impulsos - provenientes de tu propia inseguridad, de tus propias falencias - sino es mejor que sigas tu intuición - la que llega de una Sabiduría superior. Si eres creyente, es la voz de Dios. Si no lo eres, es la voz del Universo. Allí es donde obtendrás la respuesta a '¿Qué debo hacer?'. Espera un poco, y esa respuesta te va a llegar.

Dame un abrazo fuerte, muy fuerte. Allí está la cima, a tu alcance con solamente proponértelo de verdad. Extiende tu mano y comienza a acariciar la gloria. Te la has ganado para el resto de tu vida.

Habrá más cimas que conquistar. Y también las lograrás.

Sólo una cosa te pido en pago a mi trabajo . Baja al valle, busca a quien pueda necesitarlo, y enséñale que él también puede conquistar cimas, con sólo desear aprender lo que debe ser aprendido. Ayúdale a lograrlo.

 

 

 

Comentarios  

 
+1 #1 RE: Quinceavo Paso (Como Mejorar Tu Paso Interior)Cosima 12-03-2012 22:06
Es de lo mas bonito que he leido!
Muchas gracias y un abrazo muy grande
Citar
 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)