Imprimir E-mail
Miércoles, 18 de Abril de 2012 07:04

Inicio \ Cuentos Publicados

 

Vampiro Emocional

 

Un vampiro emocional es una persona que te chupa la energía, que luego de estar con ella te sientes peor, más triste o agotado. Son las típicas personas que luego de estar un rato con ellas estás peor.

El día te ha ido bien, te han ascendido, sales animado de hacer una hora de bicicleta y llegas a un bar para tomar un café con tu amigo. Luego de cinco minutos te sientes deprimido, pues solo llegar tu amigo al que llamaremos Dani, estaba con cara de mala leche, brazos cruzados y apenas te habla, y tú piensas: ¿Entonces para que quería quedar?

Intentas hablar con él pero te responde con monosílabos y de mal humor, lo que más te cabrea es que encima ha sido él el que ha insistido para quedar.

Así que tras una hora con él terminas de muy mala ostia y cabreado con tu amigo, te acaba de quitar así como si nada un bonito día. Eso es precisamente un vampiro emocional; una persona que te deprime, crea ansiedad y te agota.

Aunque de hecho todos tenemos cierta parte de vampiro emocional hay que vigilar con aquellos que lo son frecuentemente y nos afectan emocionalmente.

Además si ves que tú tienes comportamientos de vampiro emocional debes conscientemente intentar evitarlo. Un vampiro emocional es muy complejo y se manifiesta de muchísimas formas y muchos grados.

Hay personas que por pasar malos momentos o malas épocas se convierten en vampiros emocionales y prácticamente todas las personas en algunas etapas o momentos de su vida se han convertido en un auténtico vampiro emocional. Lo principal es que cuando veas que adoptas ese comportamiento intentes suprimirlo porque sino le va a salir muy caro a tu vida social.

 

Vampiro emocional, ¡si podrías ser tú!

No lo habías pensado, ¿Verdad? Has entrado aquí probablemente pensando en algún amigo/a, padre, madre, pareja… ¡Y vaya! Resulta que el vampiro emocional podrías ser tú y probablemente tengas algún grado de vampiro emocional, pero no te preocupes.

Las personas normalmente solo ven los defectos en los demás y en si mismos solo ven virtudes y escurren el bulto. Esto lo hace el 99,99% de la gente así que es hasta cierto punto normal que pienses inmediatamente: “NO” cuando te digo que tú puedes ser un vampiro emocional. A continuación describiré algunas situaciones en las que el vampiro emocional actúa, si te sientes reflejado en una de esas situaciones o con la definición de vampiro emocional intenta corregir eso y no hacerlo más.

Aunque resumiéndole podríamos decir que: cualquier cosa que haga sentir mal a otra persona debes suprimirlo de inmediato, sea de forma directa o indirecta.

 

Tipos de vampiro emocional

El envidioso

Este vampiro emocional es muy típico. En cuanto algo en la vida te vaya bien aflora este tipo de vampiro emocional. Son vampiros que pueden pasar inactivos y desapercibidos si tu vida es normal, pero si te empiezan a ir bien las cosas estos vampiros emocionales te destruirán emocionalmente.

Te harán sentir que alardeas cuando no es así o te harán sentir mal de alguna forma. “Pues tú trabajo no es gran cosa” o “¿Por qué alardeas diciendo que te has comprado una nueva televisión?”.

Son personas que ante tus alegrías reaccionan con enfado, desilusión o pesimismo para hacerte sentir mal y así ellos puedan sentirse mejor.

Yo conforme he tenido más y más éxito he visto que este tipo de vampiro emocional aflora y muchísimo, es posible que si empiezas a cosechar éxito en tu vida pierdas amigos y conocidos porque eran vampiros emocionales. Mientras tu vida sea normal todo irá bien pero en cuanto comience a irte mejor que a ellos los perderás.

El irónico

Es aquél que hace bromas, chistes o frases despectivas hacia tu persona, condición, trabajo o algo que forma parte de ti y lo que haces. El irónico con ese objetivo quiere satisfacer la sensación de sentirse superior mediante ridiculizarte. A vece el irónico quiere provocar un cambio en ti, sea positivo o negativo, lo malo es que la forma de hacerlo no es correcta y es molesta.

El irónico muchas veces también adopta el tono de burla, cuanto más tono de burla adopte es probable que lleve más tintes de envidia y no es descabellado pensar que la mayoría de las veces el irónico actúa por pura envidia. “Pues si no ganas ni para pipas” o “pero si eso que donas a la ONG en realidad se lo quedan ellos”.

Es típico por ejemplo decir que cada mes pagas una cuota a una ONG y que la persona que te oye no se le ocurre otra cosa que ironizar y hablar de que probablemente tu dinero se lo queda alguien y que te ha timado. Es su forma de ironizar, de ridiculizar tu buena acción para ellos sentirse mejores porque no tienen solidaridad alguna.

El radical

El radical es ese vampiro emocional que se mete de lleno en un tema (normalmente autodestructivo) y se cree un ser superior, normalmente suelen ser personas prepotentes sea visiblemente u ocultamente. Porque hay dos tipos de prepotencia el decir “me creo mejor que tú” o el pensarlo pero decirlo indirectamente, infravalorando tus opiniones o creencias.

El radical pueden ser personas de todo tipo, esa persona de izquierdas que infravalora a los demás, o ese hombre espiritual que se cree que por haber viajado a la india y hacer yoga un hora todos los días es mejor que los demás… El típico hombre muy de derechas y racista que siempre va con sus discursos pesados e insolidarios…

Hay muchos tipos de radicales y hablar con ellos es como darse contra un muro, terminas asqueado porque cuando quedas con ellos solo hacen que radicalizarse hablando y hablando normalmente de bobadas.

El depresivo o quejica

Es esa persona que todo lo ve negro y mal. Cualquier problema por tonto y pequeño que sea lo ve como el fin del mundo. Luego no están a gusto con nada y solo se centran en la parte más negativa de la vida.

Ya pueden tenerlo todo que da igual, no lo valoran en absoluto y siempre buscan la parte negativa para quejarse de todo. El quejica no suele tener muchos amigos y se aísla bastante.

Yo he llegado a borrar personas así de mi vida por su extremada negatividad además de que no solo les acompaña el ser quejica sino que este prototipo de gente suele ser extremadamente egoísta.

Conocí un chico que era cliente mío, quedé con él por compasión y parecía buen chico, en cuanto se nutrió de mí dejó de hablarme. Hace poco volvió a contactar conmigo para que le ayudara, no paraba de hablarme durante horas sobre que "mal" era la vida y quejas y más quejas.

Al final decidí borrarlo de mi vida. Porque este tipo de vampiro emocional si no lo controlas te consume y te utiliza hasta que quedas tirado y humillado.

 

Como tratar a un vampiro emocional

Lo más importante de todo es dejar las cartas sobre la mesa, hacerles saber qué sabes lo que está ocurriendo y sobretodo que NO toleras bajo ningún concepto su comportamiento porque como lo toleres se te comerá vivo.

Intenta reaccionar con tranquilidad, decirlo amable y tranquilo pero, sinceramente, es muy difícil porque un vampiro emocional pone tus emociones en jaque así que es normal que pierdas la paciencia.

Intenta decir las cosas claramente y aunque te sofoques tranquilízate todo lo que puedas. Y si tienes un vampiro emocional en tu vida muy negativo que te arruina, simplemente elimínalo de tu vida y ni se te ocurra darle otra oportunidad porque te comerá vivo. Intenta saber llevar y tratar a un vampiro emocional pero si no puedes aléjalo de tu vida porque es hasta perjudicial para tu salud. Hay estudios que demuestran que la gente negativa nos deprime y eso empeora nuestro estado de ánimo y de salud.

Los vampiros emocionales están ahí fuera, disfrazados como gente normal, hasta que sus necesidades los convierten en depredadores de energía emocional; te explico. Estas personas no tienen sólo la habilidad de confundirte, de hipnotizarte con promesas falsas, sino que nadie diría que pueden llegar a dejarte debilitado tanto física y emocionalmente. Seguro que lo has vivido en alguna ocasión ¿verdad? y seguidamente te has sentido sin fuerza, débil o con dolor de cabeza tras haber estado con él/ ella. ¿Sientes que en ciertas épocas o en ciertas ocasiones estás más “bajo” de energía que habitualmente? ¿Conoces quizás a alguien de quién tienes la sensación de que te está sustrayendo energía cuándo te encuentras a su lado?, ¿hay personas con la capacidad de absorber la energía vital de sus semejantes de su campo de energía ,de sustraer la fuerza vital del campo energético de sus semejantes?, pues sí, las hay.

Por ejemplo: puede ser un vecino cordial cara a la gente, pero que le gusta propagar rumores por detrás. También es, el que dice ser tu amigo pero solo busca su propio interés y cuando no lo consigue se muestra distante y frío.

 

Yo conocí a una persona que se comportaba de este modo, hasta que pude tomar el control y tener conciencia de lo que me ocurría. Os cuento, éramos buenos amigos y como tal, siempre me tenía cuando me necesitaba, para aconsejarle, para consolarle, para escuchar sus problemas, pero a esta persona le importaba poco si yo tenía algún problema, si me sentía mal, por ejemplo .(Ahora sé que esta relación no era de amistad sino de interés). Aparecía por mi casa cada vez que me necesitaba, independientemente que yo estuviera ocupada o no pudiera atenderle, él solo perseguía sus intereses. Llegó un momento en que me sentía mal, por que él sabía como hacerme sentir culpable. Un juego peligroso y ahora que pienso, estas personas suelen iniciar las relaciones con halagos y lisonjas, diciéndonos lo estupendos que somos, lo bien que se sienten con nosotros, con lo cual nosotros también entramos en sus juegos. Poco a poco pagamos el precio, con esto no digo que no confiemos en la buena gente que nos quiere verdaderamente por quienes somos, con los defectos y con las virtudes, pero lo que os quiero decir es que estas personas, estos llamados “vampiros psíquicos” existen, y tú tienes que establecer límites para que esto no suceda y dese luego no entrar en discusión nunca, ya que esto todavía te dejará aún más K.O., ya que su idea de justicia es obtener lo que quieren cuando lo quieren, ellos nunca comenten errores, no los reconocen y nunca es culpa de ellos, por lo tanto nunca admiten su parte de responsabilidad de su propia conducta.

 

¿Cómo podemos recuperarnos e incrementar nuestra energía?

La respuesta es sencilla; mediante la fuerza que ejercen en nosotros los pensamientos positivos. Trabajar la mente diariamente en esta actitud controlada de voluntad positiva, nos otorga poder. Tenemos que tener en cuenta, que los únicos que nos atacan en este sentido, son aquellos a quien otorgamos ese poder.

Las cruces y los ajos no te salvarán de estos vampiros psíquicos”.

Tu mejor defensa es la madurez, el buen juicio y tener conciencia de que nos están robando nuestra vitalidad.

¡Tu vitalidad te pertenece, no dejes que nadie te la arrebate!

 

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)