Imprimir E-mail
Martes, 02 de Abril de 2013 07:18

Inicio \ Cuentos Publicados

Atrás

Sonríe y Sé Feliz

 

¿Qué te aparta de la gran alegría? ¿Qué es lo que vas a conocer, cuando veas más allá, más que la plena felicidad? ¿Qué te retiene? Te lo diré. Tu visión de la imperfección y que la cites como tal. Tú dices que una manera o una apariencia son defectuosas. El defecto es la esquirla en tu ojo.

Nada tiene que cambiar salvo tu percepción. Tu percepción tiene defectos, amado. Va a llegar el día en que veas a través o más allá de lo que hoy ves como imperfección. Cuando veas una cicatriz, por ejemplo, no la categorizarás en tu mente como un defecto. Veras meramente una cicatriz, y tu atención no se dirigirá allí. Ninguna marca física te va a molestar porque tu atención estará dirigida a la luz interior del ser que brilla. Tus ojos verán la cicatriz. Tu mente no identificará a la cicatriz como una marca que dañe a la apariencia. No sacarás como conclusión, por lo tanto, que está mal que la cicatriz esté allí. No sacarás como conclusión que es un impedimento para lucir bien ni nada por el estilo. Una cicatriz será una cicatriz, el símbolo de una herida que sanó. De la misma manera, la altura reflejará una medida objetiva y no una estatura. Los atributos no se agregarán a nada. Todo será lo que es.

No habrá evaluaciones negativas, ni tampoco positivas. Se disfrutará del oro y de los diamantes por lo que son, de la misma manera en que se disfrutará de las flores amarillas y de los lagos brillantes. ¿No es esto alegría? ¿No es esto la alegría sin restricciones?

 No habrá evaluación, pues evaluación significa un juicio de valor. Ya sabes lo que pienso del juicio. Disfrutarás más y serás mucho más flexible sin juicios. Si te duele la espalda, puede ser que estés tenso por el juicio. Esto le ha sucedido a muchos de Mis hijos en La Tierra, estar tensos por el juicio. Elige la distensión sobre la tensión, y tu sentido estricto de pretensión de superioridad moral va a desaparecer. Ya no vas a estar tan consternado por el mundo. Es lo físico lo que te disgusta. Si no hubiera cuerpos en tu camino ¿qué podría disgustarte? Verías un mundo increíblemente hermoso. Seguramente el mundo es un escenario preparado para un Rey.

El mundo está aquí para que lo disfrutes, no para que elijas. No pienses tanto en lo que aparentemente interviene en tu posibilidad de disfrutar, y disfrutarás más. No dejes de lado al mundo y a los corazones latentes que habitan en él. Haz que el mundo sea un lugar mejor con sólo tu presencia en él.

Alégrate y agradarás. Ponte contento y darás satisfacción. Harás del mundo una Cúpula de Placer de la Felicidad.

Amado, ¡qué poderoso eres! Demasiado poderoso como para detenerte con pequeñeces. Demasiado poderoso como para abstenerte de la aceptación y la realidad del amor. Deja que tus ojos sean ojos de amor. Has contemplado esos ojos, y conoces la tranquilidad y la bendición que te dieron. Ahora dale ese regalo inmortal a otros. Deja que otros se relajen y disfruten de la luz solar de tu amor.

 ¿Por qué no? ¿Para qué estás ahorrando tu amor? Ya no mires con desconfianza al mundo. Míralo como si fuera tuyo. Este es tu mundo. Este es tu hábitat.

Haz que sea encantador. Haz tu parte. No importa qué necesita orden en otro lugar. Ordena tu vida. No importa qué jardín necesita escarda. Sea tu jardín o el jardín de otro, disfrútalo.

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)