Imprimir E-mail
Lunes, 03 de Junio de 2013 07:18

Inicio \ Cuentos Publicados

Atrás

Curar las Heridas

 

Cuando hemos pasados situaciones difíciles, de cualquier índole y que han dejado un gran dolor en nuestra vida y que nos inhabilitan para volver a creer en las personas en la parte amorosa, familiar, y nos rodeamos de una coraza para no ser heridos nuevamente, no estamos en condición de pensar, de tomar decisiones y nos quedamos estacionado en el tiempo, incapaz de tomar una acción para poder sentirnos bien; es el momento de tomar la decisión más importante para nuestra vida “Curar las Heridas” y es el momento cuando ya estamos listos en aceptar nuestras realidades y pasar la página del libro de nuestra vida, pues si porque la vida esta diseñada de muchas páginas las cuales tienen pasajes de nuestro tránsito por ella, desde que nacemos, nuestra infancia, adolescencia, y la etapa de la madurez donde escogemos nuestra ocupación perfecta, nuestro amor, nuestra vida y como vivirla llena de lecciones, de experiencias positivas y negativas pero ambas con una gran carga de sabiduría y con las cuales estamos construyendo la forma de sentir, de ser y la condición perfecta del hombre ser feliz.

Cuando hemos pasado por situaciones dolorosas como la muerte de un ser amado, la ruptura de pareja, la perdida de una amistad, la perdida de bienes materiales, en fin una serie de situaciones que marcan nuestra vida con tristezas, nostalgias, depresiones, rebeldía, dolor, odio, resentimiento que son cargas muy pesadas para nuestra alma y que llegan un momento que se vuelven fantasmas y nos lleva a la auto negación es el momento de sanar y curar esas heridas y es necesario sanar las heridas afectivas que alimentan todo lo ante mencionado o tus temores de manera que puedas abrirte a otras oportunidades en plano amoroso, volver a canalizar la parte monetaria, recuperar la creencia de que si existen buenas personas que si quieren brindarte una sincera amistad, que eres el arquitecto de tu vida y vas construir un camino donde iras planificando tus metas y tus objetivos y así alcanzar el éxito.

Pero lo más importante es perdonar, primeramente a ti, y luego a los demás, porque es la fórmula perfecta si no te perdonas tus errores como puedes perdonar a los otros, es como la otra fórmula amate primero a ti mismo para que puedas amar a las otras personas; siempre he pensado que los seres humanos somos como esponjas absorbemos todo tanto lo malo como lo bueno, y que el padre nos brindó el discernimiento desde esa premisa partimos de desechar todo lo negativo pero aprendiendo de ello y reforzar lo positivo.

 

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)