Imprimir E-mail
Lunes, 08 de Julio de 2013 07:27

Inicio \ Cuentos Publicados

Atrás

Recorriendo El Camino con AMESA

 

La vida nos da oportunidades para crecer, para aprender, pero sobretodo, para mejorar como personas. Entre esas oportunidades que se nos presentan en el camino, se encuentra Amesa, una pequeña asociación que ofrece actividades para ver el camino desde una visión y perspectiva diferente. El camino será el mismo pero la manera en que lo interpretemos, la manera en que lo miremos será nuestro cambio, será nuestro aprendizaje.

 

Recorriendo el camino con Amesa, nos encontramos con la meditación; con ella aprendemos a calmar la mente, a calmar la palabra e incluso ¡¡¡ aprendemos a respirar !!!....todo ello conlleva a ser más conscientes, a caminar en silencio sin tener necesidad de hacer ruido para ser vistos ya que nos ayuda a vernos a nosotros mismos, a estar en nosotros.

 

El camino no lo podemos andar sin nuestro cuerpo físico. Con la relajación, profundizamos en el saber de los movimientos de nuestro cuerpo, de nuestro "transporte". El mismo, puede ser tratado con elegancia, amabilidad y dulzura ¿cómo?, con la ayuda del Qi Gong; técnica para ser más conscientes de nuestros movimientos, de echo, se dice que quién práctica Qi Gong "se mantiene eternamente joven..."

 

Con las técnicas anteriores, nos damos cuenta que debemos cuidar nuestro cuerpo y con el Taller de Alimentación estudiamos a como "llenar el depósito" diariamente. Aprendimos a como combinar los alimentos para andar de una forma más libre y ligera.

 

Caminando, caminando,....aparecen nuestros semejantes, nuestros hij@s. Ellos son tan iguales y a la vez, tan diferentes a nosotros....

Aparecen de repente, en un abrir y cerrar de ojos, sin ningún libro de instrucciones pero a pesar de ello, los queremos desde el minuto cero en que los vemos. Por ellos, hacemos lo mejor, e incluso, daríamos la vida por ellos, en una abrir y cerrar de ojos, como ellos aparecieron en nuestro camino.

Esa semejanza y diferencia simultánea hace que queramos ser mejores personas para ellos e incluso, ellos también para nosotros, los padres. Y entonces, se abren unas nuevas puertas en Amesa, la Escuela de Padres y el Taller para Jóvenes. En ellas, nace un manual de instrucciones entre los semejantes, entre padres e hijos, mediante técnicas de comunicación y de coach. Esto conlleva, a realizar el acompañamiento tan deseado por cada uno de nosotros junto a los nuestros.

Además, disfrutamos un día de Navidad con ellos, mediante ejercicios y risas, ya sabemos, que la Navidad no sería lo mismo sin ellos, ellos, los niños, son el alma de la Navidad.

 

Muchas veces, necesitamos imágenes, ya sabéis, "una imagen vale más que mil palabras". Afortunadamente, hoy en día, tenemos al alcance películas con profundos mensajes, como "Maktub", "Vive como quieras", etc. ofrecidas por el cine-terapia. Dependiendo del momento en el que estemos, puede que al ver una imagen, descubrimos la solución a algo que se mueve dentro de nosotros. Es una opción más....

 

Percibimos que el sonido del camino es importante, podemos elegir oír una dulce sinfonía o un ruido estridente; optando por la primera opción, Jacomina Kistemaker y Nuria Arnal nos regalaron sus sonidos más profundos con sus cantos y sus cuencos para que cada uno opte por la canción que más le guste o mejor se sienta, pudiendo además hacerla sonar y vibrar dentro de nosotros mediante el Taller de Voz.

 

En ocasiones, nos hablan del cerebro de la mente pero no nos hablan de otro cerebro que poseemos, es bastante imprescindible en nosotros, sin él, no sentiríamos nada...es nuestro corazón. Él transforma emociones, y muchas de ellas, no las entendemos; y para ello, apareció "El Gimnasio de Emociones", donde el objetivo fue una guía para equilibrar los dos cerebros de nuestra esencia.

 

Finalmente, con la sinfonía elegida y el equilibrio entre los dos cerebros, pudimos armonizar todo nuestro cuerpo (y experimentar) mediante el Maratón del Reiki. Con todo ello, con toda esta nueva visión, nuestro cuerpo termina danzando por este viaje tan amado, la vida.

 

Todas estas oportunidades están para todo aquel que quiera aprovecharlas. Amesa solo las ofrece con su acompañamiento y con sus propias experiencias. Todas ellas no se podrían compartir sin aquellas personas que deciden ver el camino desde otro punto de vista, por ello, gracias, gracias, gracias por estar en nuestro camino.

¡¡¡ Feliz Verano !!!

 

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)