Imprimir E-mail
Lunes, 09 de Diciembre de 2013 08:22

Atrás

Actitud de Gratitud

 

Todos atravesamos momentos difíciles en la vida y usualmente queremos cruzar corriendo el dolor lo más rápido posible. Queremos sobreponernos a lo que sea que estemos sintiendo para que podamos volver a nuestra vida cotidiana.

Pero la verdad es que el dolor está allí por una razón. Date tiempo para sentir y para sanar.

El dolor puede ser un buen maestro.

Cuando aprendes la lección, no regresas a una vida cotidiana sino a una vida que es incluso mejor.

Sin importar lo que estés atravesando, si tomas un momento para enfocarte en las bendiciones de tu vida, encontrarás que siempre hay una razón para estar agradecido. ¡Hasta el mismo aire que respiramos cada día es un obsequio!

Una actitud de gratitud proviene a partir de entender que quizás todos tenemos problemas, pero no tenemos todos los problemas.

Cuando alguien que amas siente dolor, es tiempo de que entres en escena.

El simple interés por otro ser humano puede mover montañas.

Vamos a estar allí, cada uno por los demás.

Es muy fácil decir “estoy ocupado” cuando alguien te necesita, pero es muy difícil escuchar “estoy ocupado” cuando necesitas mucho a alguien.

La vida no fue hecha para ser fácil. Fue hecha para vivirla.

Quizás atravesaremos tiempos difíciles, pero las lecciones que aprendemos nos hacen más fuertes.

Lo más importante es vivir más para aprender más, y nunca rendirnos.

Yehuda Berg

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)