Imprimir E-mail
Lunes, 16 de Diciembre de 2013 08:42

Atrás

Un Cuento de Navidad

 

Cuando se acerca la víspera de la Navidad las personas sufren como un colapso de energía y se vuelcan literalmente a festejar la Navidad, buscan por ese mes olvidar los agravios, buscan la unificación familiar y a los amigos que no se han visto los 11 meses anteriores, porque esperar precisamente las navidades para un acercamiento familiar, amistoso, si tenemos 365 días para demostrar el amor de pareja, familiar y a los amigos que son parte de nuestra vida cotidiana, porque no somos seres aislados, somos un colectivo la sociedad es la reunión de razas, religión e ideas las cuales podemos expresar libremente. Tal vez si concebimos la navidad como el resultado de unos meses, en los cuales hemos tenido situaciones difíciles, pero que igualmente hemos saboreado el éxito, hemos cumplido con nuestras metas, hemos estado en contacto con muchas personas, que los 11 meses han sido un constante aprendizaje donde crecimos, aprendimos a valorar las personas que han estado a nuestro lado, que lo malo, que lo adverso lo hemos superado porque tuvimos consuelo de padres, hermanos, esposos, hijos y amigos.

Debemos comenzar a celebrar las Navidades para dar gracias por todo lo que generosamente el universo nos ha donado, que lo negativo que pasamos es en su interior la manifestación de un bien bajo una circunstancia negativa, porque en una situación apremiante, discordante, de sufrimiento siempre veremos una manifestación positiva, ningún cambio es para mal, claro eso depende mucho de cómo utilizamos nuestros pensamientos , nuestras acciones, y nuestra actitud frente a la vida, pues siempre en Navidades queremos borrar todo lo negativo de un brochazo así como cambiamos el color de una pared , y los sentimientos de las personas que hemos herido, las actitudes y acciones erróneas que han originado conflicto y enemistades entre uno u otros , eso no lo podemos borrar echando otro color, debemos ser siempre unas personas amables, tolerantes, amistosas, amorosas y con el consciente de que un bien para mí, es un bien para la humanidad, porque no podemos sembrar sobre odios, ambiciones, intolerancia, envidia y egoísmo, porque ese no es el plan Divino establecido por nuestro Padre que desea la condición perfecta para sus hijos “Ser Feliz” y así fue concebida la humanidad para ser un ser productivo, creador con las herramientas y las capacidades para hacer de este mundo, un mundo mejor para todos. Así que la Navidad lleva implícito el Amor, la Unión, la Fraternidad entre hermanos, todos estos sentimientos debe ser la bandera para los 365 días del año y el mes de Diciembre debe tomarse como la culminación de todo lo positivo que hemos construido, no debemos esperar la Navidad para decirles a tus seres queridos cuanto los ama, o a tus amigos lo agradecido que estas por su amistad, o bendecir tu nueva casa, o agradecer después de haber salido de una situación difícil por la que habías transitado y pudiste salir de ella airosamente, que tal vez tienes que comenzar nuevamente y de cero, pero tienes un don maravilloso eres co_ creador y arquitecto de tu vida y baja la tutela de Dios te levantaras con mas brío, con más sabiduría y experiencia y el margen de error será únicamente tu actitud desde el primer momento que empieces a trabajar nuevamente para obtener y cumplir con tus objetivos y cumplir con tus metas.

Así que el cuento de Navidad debe empezar así: Había una vez un hombre que en navidad reunía a su familia y amigos en una cena, en cada asiento de la enorme mesa con muchos platos navideños había un papelito que decía: Juan gracias porque en Enero me ayudaste a conseguir el contrato que estabilizo mi economía. Sonia gracias por ser mi esposa, mi amiga y sobre una buena madre, que estás conmigo todos los días y noches apoyándome. Y así fue expresando en el papel la gratitud a sus familiares y amigos con lo que conto los 365 días del año y al final expreso: Mi gratitud para todos ustedes, muchas, muchas gracias, y solo quiero pedirles que no cambiemos nunca, que solo las navidades la utilicemos para dar gracias y ratificar el amor que nos tenemos los unos a los otros que queda demostrado todo los meses del año, y nos reunimos solo para dar las gracias a Dios porque ha sido un buen año para mi y ustedes, que nunca falto una palmada en el hombro, y la celebración de los éxitos de cada quien, hoy es el resultado del Amor durante los 12 meses del Año. Y todos felices comieron perdices.

Monica Zerpa. Elangelus.

 

 
AMESA - Associacio Ment Sana Alcasser (Valencia)